miércoles, 12 de mayo de 2010

Chat del 03-01-2010


(Foto: Firman Hananda Boedihardjo)

Maria Luisa:
Amigo, ¿cómo te ha ido estos días en lo referente a todo lo que conversamos?
Participante:
Pues es difícil de valorar, pero estas navidades he tenido menos melancolía que otras. No sé si es melancolía, es un estado extraño, pero que no se ha producido este año.
R.Malak:
Estabilidad..  ¿quizás?
Participante:
No sé... no creo. He estado mejor otras veces
R.Malak:
¿Complacencia... o conformidad?
Participante:
Es un intento de vivir el presente, pero no noto alegría.
No es intento tampoco, lo que viene y ya está.
R.Malak:
Asi es… lo que viene, viene... y que sea lo que sea…
Participante:
Está claro que estoy marcado por ciertos acontecimientos actuales que me mueven, y me cuesta estar centrado.
R.Malak:
No intentes deshacerte del acontecer... si lo haces, después pagarás un fuerte precio.
Vive lo que haya que vivir con todo lo que te traiga.
Participante:
Se pone de manifiesto mi debilidad.
R.Malak:
No pretendas ser lo que la emoción y la comprensión te dictan, pues eso que llamas debilidad es justamente tu fortaleza.
Lo que considero debilidad es estructurar comportamientos condicionados…
Participante:
Lo que está claro es que el ánimo va y viene y no se pueden hacer muchas valoraciones porque es muy irregular.
R.Malak:
Es cierto..
Participante:
A veces me siento hundido y poco después no...
R.Malak:
Solo que hay una tendencia... que apunta al “deber ser”.
Participante:
Y los pensamientos se disparan.
R.Malak:
No le hagas caso a lo que apuntan... solo presencia lo que ocurre a cada instante.
Participante:
Es más la emoción la que me embarga a menudo.
R.Malak:
Presenciarla... y no esquivarla, es sanador...
Participante:
Me siento como un niño indefenso, como si no hubiese madurado lo suficiente y no estuviese preparado para afrontar este tipo de cosas.
R.Malak:
¿Quién lo está?
Maria Luisa:
El ego nunca está listo para afrontar las contingencias que parecen ser derrotas. El ego solo está preparado para ganar, ganar lo que ha proyectado como ideal. Es un mecanismo, una función. Por eso no se madura esto, la madurez consiste más bien en la capacidad de ser consciente de todo eso.
Participante:
Me doy cuenta de todo pero me embarga la emoción
Maria Luisa:
Es natural, ¿qué hay de malo en eso?
Participante:
Me siento mal.
Maria Luisa:
Sentir alegría en momentos difíciles es pedir algo no natural,
en cambio se puede sentir paz.
R.Malak:
No eres un robot... ni una máquina.
Maria Luisa:
Aceptación.
Participante:
entiendo... lo que pasa es que es algo extraño... es como el sentimiento del niño que no quiere que le ocurra algo a su mamá porque todo se acaba.
Maria Luisa:
La comprensión adecuada es que algunas cosas se acaban, pero otras comienzan y hay una constante, que es la conciencia donde estas cosas aparecen y desaparecen.
R.Malak:
En el nivel de lo fenoménico, lo que es auténtico es que todo cambia, nada permanece, no aceptar eso es lo que provoca el sufrimiento.
Maria Luisa:
Cierto, esa es la realidad fenoménica, por eso es relativa... porque nada es fijo. Es relativa a un auténtico "punto" fijo, que es el Ser, el Si mismo que todo lo presencia, lo observa y conoce.
Ayer recibí un correo de un amigo que muestra la enseñanza no dual... para mi un "realizado", y menciona que este año fue muy fuerte porque tuvo muchas emociones potentes.
Por un lado, falleció su maestro y la esposa de este... cosa que le dolió mucho, muchísimo, y por el otro lado, nació su primera nieta... con toda la alegría que eso le dio.
Esto demuestra que ni en la comprensión más clara... se está libre de la emoción, el dolor y el placer, solo que estos son contemplados, o mejor dicho, se comprende que hay una conciencia (de uno mismo como lo esencial) que sostiene todo eso.
No solo se comprende en forma intelectual, que sería de poca ayuda... sino que se mira desde allí.
Significa todo esto, que no hay una madurez humana que se haga inmune al acontecer.
R.Malak:
Hermosa reflexión.
Participante:
Sí, muy hermosa... quizás el problema que tengo es que existe un deseo subyacente de que todo vaya bien o algo así, de querer estar en paz o bien siempre... no sé.
No hay aceptación, a veces sí la hay mental, pero no real.
Vuestras palabras me ayudan a ver todo esto.
Maria Luisa:
Me alegro tanto, eso es lo que vale... lo que valoro, el apoyo de comprensión.
R.Malak:
Ese deseo que tienes es el que todos tenemos... que todo nos vaya bien... de querer estar en paz..
Maria Luisa:
Eso es lo posible, no se trata de una alegría de saltar de contento en una pata siempre.
Participante:
Sí... es curioso, como si esos deseos, también naturales, actúen como resistencia a los acontecimientos presentes o algo así.
Maria Luisa:
No creo que el mecanismo esté condicionado a rechazar el presente... no es eso.
Lo que pasa es que todo el mecanismo, el organismo, la mente, está "diseñado" para buscar el bienestar.
Las plantas buscan la luz y el agua, los insectos de un tipo buscan el calor y la oscuridad, el humano busca la temperatura adecuada para que su cuerpo no tiemble de frío o sude de calor.
Si a eso le sumas las expectativas sicológicas... las cosas se complican porque hemos armado un ideal de ser... de cómo ser y de cómo vivir.
Porque el humano es complicado, ya que es dependiente de la naturaleza y busca sobrevivir... y además ser amado.
Participante:
¿Y todo esto no crea como una resistencia al tiempo presente, de no aceptación de este presente?
Maria Luisa:
No necesariamente, porque si lo que se observa es de tu agrado... no hay ninguna razón de rechazo.
Participante:
Me refiero a mi caso.
Maria Luisa:
El asunto es que el presente que se menciona como real... no es lo que pasa en el presente, sino el fondo constante donde pasan las cosas.
Tú rechazas el cuento, la historia que te toca, porque no te agrada, no es el ideal.
Si falta una de las condiciones, sientes carencia, porque armas la felicidad y la estabilidad en lo que sucede y no en lo que eres.
Eso es lo que suele suceder a todos.
Por eso es que apuntamos a descubrir lo que Eres... como lo seguro, lo firme y estable, que es en sí mismo, pura paz que Es.
No tendría ningún sentido decir: “pasa algo desagradable... siéntete feliz!”
No se trata de eso. Eso es lo que precisamente produce resistencia, porque se presenta un imposible.
Lo que si se puede es ver los aspectos hermosos que también están presentes junto con lo difícil o desagradable o doloroso.
El cansancio que produce la lucha mental con el acontecer es lo que produce un bajón, porque la energía queda desgastada.
señores... me quede hablando sola y me siento inspirada... si no me frenan o intervienen... el chorro seguiría hasta que se agote.
R.Malak:
:D
Participante:
No creo que se agote, jeje...
Maria Luisa:
si, se agota.... hasta nuevo aviso.
Es como todo, comienza y termina
Participante:
y se renueva
R.Malak:
Mientras, les copio lo que colgué en el facebook recién.
“Como identidad aparezco legión, imagen en la conciencia que no es objeto, conocer la mente es llevarla a la fuente, presenciar en pureza y calma, de modo inmutable, como lo infinito de posibilidades inagotables. En el nivel de lo fenoménico lo que es intenso es que todo cambia, nada permanece, no aceptarlo provoca el sufrimiento. R.Malak”
Maria Luisa:
:D
Participante:
Eso, el problema es querer estar feliz siempre en lo cambiante.
R.Malak:
“Estar” es un modo...
Maria Luisa:
 Ese es el problema... la identidad feliz.
R.Malak:
y no se sostiene
Participante:
Cuando embarga la emoción del que es infeliz, de esa identidad.
Maria Luisa:
Ser feliz o ser infeliz son etiquetas impuestas a Ser.
R.Malak:
Como digo... son legión... muchos, miles.
Ser no es estar...
Estar es cambiante, que se mueve en las orillas del río de la vida, entre el placer y el sufrimiento.
No desconozcas las cualidades de la imagen... que es cambiante y se muda a cada instante.
Sostente en la infinita e inagotable estabilidad de Ser.
Participante:
Sí... es lo suyo, el 2º problema es ese arrastre, esa identificación con la identidad.
R.Malak:
Presénciala en pureza y con calma, no la rechaces... el rechazo es otra forma de identidad.
Participante:
Comprendido... me renuevo con nuevos bríos. Sois mejor que la gasolina. 
Maria Luisa:
 :D
R.Malak:
¿Podrías resumir lo dicho?
Participante:
Pues puedo intentarlo.
R.Malak:
Hazlo...
Participante:
A ver si puedo.
Está lo cambiante…
R.Malak:
lo que sufre y goza
Participante:
y no se puede pretender estar feliz en lo cambiante.
R.Malak:
Espera..
Participante:
Es un imposible
R.Malak:
En lo cambiante se sufre y se goza
Participante:
Quiero decir siempre feliz.
R.Malak:
Eso..
eso es.
Participante:
Me comí la palabra y era importante,
pero estaba pensada, jeje... la había obviado
sigo...
R.Malak:
Sigue…
Como identidad aparezco legión,
estás en eso recién.
Participante:
Digamos que el ego quiere forjar un yo ideal y debido a ello existe una resistencia al fracaso o a lo que va mal.
R.Malak:
“Como identidad aparezco legión”
Eso es lo que ocurre… nuestra manifestación es cambiante y variable a cada instante.
Eso provoca lo que dices...
La intención de estar de un modo... y no de otro... lo que provoca sufrimiento y placer...
Participante:
Eso evita la aceptación.
a veces se obtiene una aceptación mental, pero no real.
R.Malak:
Espera… “aceptación”... no es adecuado,
Participante:
La clave es ser feliz porque estar siempre feliz es imposible.
R.Malak:
no recuerdo haber dicho que hay que aceptarlo.
Participante:
Mª Luisa lo dijo.
Maria Luisa:
La aceptación entendida en términos de un acuerdo, es mental... aceptación es algo que de hecho ocurre porque la Conciencia esencial no puede rechazar lo que de hecho ya está contenido en ella y como ella, expresándose.
Solo en ese contexto puedo usar esa palabra.
R.Malak:
Cambiaremos aceptación... (que no es adecuada porque tiende a algo distinto)... por conocimiento... o por comprensión.
Maria Luisa:
De acuerdo
R.Malak:
Por tanto... el movimiento de la identidad se da entre el placer y el sufrimiento.
Participante:
¿Quieres decir que la aceptación siempre es mental?
R.Malak:
Así es, es mental... tiende a una pasividad mal empleada.
Maria Luisa:
Todo lo que tenga la posibilidad de un opuesto es mental.
R.Malak:
Te provoca rechazo.
Participante:
No confundir con resignación.
R.Malak:
Si...sigamos... quiero saber qué te ha llegado...
Participante:
Pues más o menos lo dije ¿no? Lo cambiante ha de ser comprendido como eso: cambiante.
R.Malak:
Cierto...
Participante:
y el gozo y el dolor son hijos de lo cambiante.
R.Malak:
Parado ante los hechos, se presentan como una situación variable... como gozo y sufrimiento...
la tendencia es esquivar el sufrimiento y dirigirse hacia el gozo
eso es lo natural, el ego está diseñado para cumplir ese objetivo...
el problema es que las situaciones siguen impulsando al cambio... conocer y estabilizarse en ese cambio requiere que las cosas sean presenciadas en pureza y calma…
y de ahí viene lo que digo, que haya o no aceptación... sigue provocando el sufrimiento.
Allí coincido con Maria Luisa. La solución de ese proceso es presenciarlo en pureza... porque el ego seguirá  intentando buscar solución a las situaciones de quiebre.
Aceptarlo apunta a que todo cambia... no me refiero a aceptar que las cosas sean como han sido presentadas... porque la fuerza de la vida te impulsará a buscar soluciones.
Por ahí va la cosa
Maria Luisa:
Si... el asunto es que negociar no es el punto.
No se trata de comprender una situación específica, sino comprender en forma amplia... una manera que contiene todo.
Veo que... hay como dos "niveles" de comprensión... y no me mal entiendan.
Un nivel mental, de ego, que busca negociar las situaciones, ese es limitante y gasta energía.
Y hay otro nivel... por así decir... de observación contemplativa o presenciadora, testigo, que está conociendo este movimiento del ego.
Pretender forzar, cambiar, o modificar la forma como el ego se comporta... es seguir a nivel de negociación y es más ego, legión.
Por eso la Paz real está de fondo, comprendiendo los movimientos.
Reconocer esta paz como lo intrínseco y constante de Ser... es el punto.
Ahí hay felicidad de Ser, no felicidad del acontecer.
R.Malak:
Si, eso mismo… lo dijiste muy bien.
Participante:
Es la solución final.
Maria Luisa:
Es la realidad inicial y constante, solo es cosa de reconocerla.
Participante:
Solamente
Maria Luisa:
 Si
Participante:
Tan sólo
jeje...
Casi ná
Eso es para iluminados, jeje...
Maria Luisa:
Mejor dicho, eso no es para la entidad, sino cosa del Ser.
Participante:
Hay dos niveles, tú lo has dicho.
Maria Luisa:
Son niveles virtuales.
Participante:
El ego es legión
Maria Luisa:
Quiere decir que en lo constante... ocurre el movimiento intermitente.
Sé eso que reconoce y es todo.
Participante:
Pero a falta de ese reconocimiento tangible, ¿qué crees que puedo hacer yo sino refinar el ego, entendiendo por esto, la observación del mismo?
Maria Luisa:
Cuando estás en la observación del ego... estás viendo desde el Si mismo. No tienes nada que hacer.
Participante:
Pues a eso llego.
Maria Luisa:
Eso es todo...
Participante:
Puedo llegar a la aceptación.
Maria Luisa:
Llegado un momento.... se notará con claridad la obviedad de esto.
Participante:
Pero no a la comprensión de lo real.
Hablo del momento presente.
Maria Luisa:
¿Acaso quieres comprender a la comprensión?
Participante:
Pero al escucharos se producen dos cosas.
La primera, satisfacción y la segunda impotencia.
Satisfacción porque se intuye lo real e impotencia porque sólo es intuición y para vosotros evidencia, ¿comprendéis?
Maria Luisa:
Mira, si...
La satisfacción es la resonancia de lo que se sabe más allá de la razón y eso es lo llamado intuición.
La impotencia es la mente que está regresando a su origen con la cabeza gacha y aún no termina de entregarse a ese punto cero de movimiento polar.
La mente no muere... solo se pone a disposición de la inteligencia esencial y no de las estructuras del pensamiento prefabricado.
Participante:
Comprendo... ahora intento observar la emoción que me ha embargado de impotencia y ya pasó... parece una identidad llorona; uno más de la legión.  
Maria Luisa:
:D
Participante:
¿El amigo Malak quedó mudo tras mi pataleo?
R.Malak:
Estoy leyéndolos.
Todo está muy bien, lo que dicen me sabe bien... por tanto no me causa quiebres. Si tropiezo... digo algo dentro de la lectura.
Participante:
Comprendo
Maria Luisa:
Estar en la comprensión... es ser la comprensión y todo queda en paz...
Ser feliz..... no es cosa de etiquetar al Ser como un ente feliz, sino que se refiere a Ser Felicidad… inmensa y pura… inmensurable.... o sea, más allá de la mente.
La mente mide... por eso limita.
Participante:
:D
Maria Luisa:
Todo en su origen.... es no división, no fragmentación.
Es Amor.
Participante:
Me reclaman para almorzar.
R.Malak:
Anda... buen provecho.
Maria Luisa:
 Que tengas buen almuerzo.
Participante:
Muchas gracias... y gracias sobre todo por vuestra inestimable ayuda.
Os quiero.   
Maria Luisa:
Igualmente, un abrazo.


3 comentarios:

José Manuel dijo...

Hola María Luisa,
nuevamente darte las gracias por facilitar la difusión de estos diálogos investigadores.
Cada vez siento más afinidad con tu forma de exponer. Me han llegado tres frases que considero verdaderas joyas: "no hay una madurez humana que se haga inmune al acontecer", "el presente que se menciona como real... no es lo que pasa en el presente, sino el fondo constante donde pasan las cosas", (esta es magnífica porque veo que hay una gran confusión en torno al concepto del presente), y "sientes carencia, porque armas la felicidad y la estabilidad en lo que sucede y no en lo que eres".
Graciasss!
Un abrazo.

MARIA LUISA dijo...

Cuánto me alegro de que aprecies y valores esas frases, que ahora que las sacas a relucir, también me gustan :D... si no fuera por la mirada variada de cada quien, como la tuya en este caso, las valoraciones quizás no serían apreciadas, como quien va a un mercado de flores y solo ve un colorido general, o es capaz de apreciar los diferentes aromas que emana cada especie. Gracias por destacar lo que relumbra ante tus ojos. Otro abrazo Jose Luis, muy cálido.

MARIA LUISA dijo...

Puse un nombre por otro... me refería a Jose Manuel.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails